Redacción SOS 5 de diciembre de 2021

Sí, estamos hartos de la delincuencia, de los asaltos, de los homicidios, de las extorsiones y de los secuestros. Todos queremos justicia, queremos que los delincuentes sean capturados.

Y seguro coincidimos en que queremos que caigan los verdaderos culpables, no un inocente que podrías ser tú o alguno de tus seres queridos.

Esa es la premisa de la serie documental de Netflix «Duda razonable», la investigación de un caso que desnuda la pobredumbre del sistema de justicia penal, que mantiene en prisión a 4 hombres inocentes.

Y es que ante tanta exigencia de justicia, el Gobierno parece jugar con sus ciudadanos, otorgándoles falsos criminales para saciar su sed de justicia.

4 inocente detenidos

«Dura razonable» es una serie de cuatro capítulos de menos de una hora cada uno. Es una investigación de la vida real que sucede en una cárcel del estado de Tabasco, donde hay 4 hombres detenidos por secuestro.

Esta investigación arrancó cuando Roberto Hernández, quien también dirigió el documental de 2011 «Presunto Culpable», hacía un trabajo de investigación sobre el sistema de justicia.

En el proceso conoció a cuatro hombres que eran acusados de dos delitos: tentativa de secuestro y secuestro. En el desarrollo de la historia se descubren inconsistencias que prueban la inocencia de los detenidos.

Sin embargo, esto es insuficiente para que el sistema corrupto de justicia acepte sus errores y deje en libertad a los 4 hombres, en un estado donde la autoridad presumía su avance en contra de los secuestros.

El material audivisual da muestra de que el 80 por ciento de las personas que están en prisión fueron torturadas por los policías, lo cual va en contra de la ley.

Además, demuestra lo que se ha dicho por tantos años sobre el sistema que incluye a policías, fiscales, jueces y funcionarios: la simulación de justicia, es decir, hacer detenciones pero no de los criminales.

Un final infeliz

Luego de consignar todos los atropellos, de mostrar evidencias de la inocencia de los 4 protagonistas, el final no es feliz, la justicia no es aplicada. Los imputados reciben 50 años de cárcel.

Fueron 5 años de filmación en el penal, con las familias, con peritos, con abogados, un trabajo completo que termina por exhibir lo que sabíamos: el sistema de justicia mexicano no cumple con su función.

Y resulta importante verlo porque esta forma de denuncia es un granito de arena para exhibir las malas prácticas de los servidores públicos que están dispuestos a mentir con tal de cumplir con su cuota de simulación.

Si bien, el gobierno de Tabasco, que podría ser cualquier otra entidad, presume sus capturas de supuestos delincuentes, el documental deja ver que la mayoría de los detenidos podrían ser inocentes.

Y nadie se había detenido a escuchar sus versiones en una sociedad que está ansiosa de recibir justicia ante tantos delitos. Te la recomendamos, seguramente te hará reflexionar.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *