Redacción SOS 4 de diciembre de 2021

La administración municipal 2018-2021, encabezada por la presidente Leticia López Landero, está a punto de terminar.

Sin embargo, durante estos 4 años se registraron una serie de problemas mediáticos que es necesario recordar porque aunque el gobierno le apostó al olvido, quedaron guardados en el internet.

Durante este mes te presentaremos una recopilación de estas situaciones inolvidables, cuyo fin es el de recordarlos para evitar que la siguiente administración vuelva a cometer los msmos errores.

La guerra contra la libertad de expresión

En 2012, durante la administración de Paco Portilla, una estatua del señor Othón Arróniz, pionero del periodismo cordobés e impulsor del periódico El Mundo de Córdoba, fue develada en el parque 21 de Mayo.

La estatua formó parte de una banca donde la gente se acostumbro a tomar fotos. En su momento, la esposa del difunto Othón Arróniz, Clementina de la Huerta, dio la idea de que el parque 21 de Mayo fuera sede para un museo.

Es decir, que en éste la gente pudiera reconocer a las personas que aportaron a la sociedad cordobesa, como el caso de Othón Arróniz.

En 2018, durante los primeros días de su administración, la banca fue retirada de su lugar sin que la presidente Leticia López Landero informara sobre esta decisión.

La alcaldesa estuvo enojada con el medio de comunicación El Mundo debido a la línea crítica que se mantenía sobre ella y sus acciones públicas.

Tras ser cuestionada en repetidas ocasiones por los reporteros, y visiblemente molesta, explicó que lo hizo porque la banca había ocasionado un accidente a una persona, por lo que había sido enviada a reparar.

Evitó describir a la estatua de Othón Arróniz y se limitó a repetir que era una banca. Pasaron las semanas, los meses y los años, y nunca explicó si la banca ya había reparada. Hasta hoy no se ha vuelto a saber de ella.

Incluso el autor de la estatua, Bernardo Luis López, se presentó en Córdoba para solicitar una explicación y poder recuperarla, pero fue en vano.

Todo apuntó a que se trató de una venganza hacia el medio de comunicación por la línea crítica que había sostenido.

Othón Arróniz fue un filósofo, linguista, filántropo y periodista, cuya labor ha sido reconocida en la ciudad. Su nombre está entre los cordobeses ilustres, además de que un bulevar lleva su nombre, así como algunas escuelas.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *