Redacción SOS 5 de noviembre de 2021

Seguramente has visto el trabajo de la Compañía k-9, un grupo de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado que es conformado por policías expertos en adiestramiento canino y perros policía.

Al equipo formado por un perro policía y un policía humano se le conoce como «binomino canino», juntos participan en detección de narcóticos, de armas o de otros artículos ilegales. Lo que se pueda identificar a través del olfato.

Este viernes, tras su publicación en la Gaceta Oficial de Veracruz, entró en vigor un documento llamado Protocolo de Actuación Policial de la Compañía Canina K-9.

El protocolo sirve para que los policías que van en compañía de un perro policía, se apeguen a un reglamento y respeten los derechos humanos de los detenidos.

¿Qué dice el protocolo de la Compañía K-9?

El trabajo de un perro policía es oler un objeto y rastrearlo, es decir, conduce a los policías hacia el objetivo.

En cuando ubiquen al infractor o presunto delincuente deberán actuar de la siguiente manera:

  • Los policías deben identificarse como parte de la Compañía k-9.
  • Pedirle al presunto infractor que se ponga a la vista y que levante las manos.
  • Pedirle que no haga movimientos bruscos o desafiantes.
  • Valorar si hay factores de riesgo.
  • En caso de riesgo, utilizará la fuerza.
  • En caso de que el presunto infractor no ceda; se le advertirá que se le enviará al agente canino para inmovilizarlo.
  • Dependiendo de la situación, el agente canino podrá portar o no un bozal.
  • En cuanto el agente canino inmovilice al presunto infractor, el policía podrá llevar a cabo la detención.

¿Qué pueden buscar los agentes caninos K-9?

Los perros policía participan en las búsquedas siguientes:

  • Narcóticos
  • Armas
  • Cartuchos
  • Divisas
  • Explosivos
  • Celulares
  • Restos Humanos
  • Huesos

¿Cómo es la participación canina en fosas clandestinas?

Los perros policía también podrán ayudar a los grupos de búsqueda de personas desaparecidas. Podrán participar en lugares abiertos o cerrados.

El fiscal trabajará de la mano con el binomino (humano-perro) para indicarle cuál es la zona de la búsqueda. El manejador canino explicará la forma y tiempo en que el agente canino trabajará.

El manejador deberá evaluar los riesgos antes del trabajo del agente canino. Por ejemplo, si el sitio de búsqueda es riesgoso de forma natural o si hay peligro por personas que podrían causar daño.

El agente canino comenzará el rastreo y avisará a través de un ladrido o comenzará a rascar el área localizada. Para ello, el manejador deberá estar atento a la comunicación con el agente.

Lo anterior es parte del primer protocolo de actuación canina. Según la SSP es el primer protocolo en el país en ser validado. Si quieres leerlo completo puedes encontrarlo en el siguiente link: Gaceta Oficial del Estado de Veracruz.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *