Redacción SOS 20 de octubre de 2021

¡A mover el reloj!

La mayoría de los mexicanos le hace fuchi al horario de verano, así que esa gran parte de la sociedad siempre se pone feliz cuando llega el otro horario, el de invierno.

Y es que el horario de invierno nos dará una hora extra, es decir, a partir del 31 de octubre tendremos que retrasar los relojes una hora, lo que nos dará posibilidad de dormir un poquito más.

¿Cuándo surgió el nuevo horario?

El horario que teníamos en México era el que ahora se conoce como horario de invierno, pero éste cambió a partir de 1996, cuando el gobierno decidió adelantar el reloj una hora.

Bajita la mano ya han pasado 25 años desde aquella transformación que se nos vendió como que ayudaría a las empresas a ahorrar energía eléctrica.

¿Por qué hay cambios de horario?

Resulta que en los meses que abarcan las estaciones de otoño (septiembre-diciembre) e invierno (diciembre-marzo), por el movimiento de la tierra, anochece más rápido y los días son más cortos.

¿Se cambia el horario en todo México?

No. Sonora y Quinta Roo no participan en los cambios de horario.

Sonora decidió salirse del programa desde 1998 y homologar su horario con Arizona, un estado de Estados Unidos con el que hay una estrecha relación comercial.

Además, en Sonora hace muchísimo calor, lo que imposibita a los trabajadores de aprovechar los rayos del sol para trabajar una hora más, que es el objetivo del horario de verano.

En el caso de Quintana Roo que se encuentra del otro lado del país, decidieron dejar los cambios de horario a partir del año 2015. El motivo: anochece más temprano, lo que afecta la actividad turística.

Por lo anterior, decidieron mantener su horario en beneficio de los turistas. Y es que en Quintana Roo, al anochecer más temprano, si retrasan una hora, la noche iniciaría por ahí de las 5 de la tarde, lo cual no es conveniente.

¿Cuándo tenemos que retrasar el reloj?

Como te comentaba, el cambio es el 31 de octubre, pero la recomendación es que cuando vayas a dormir el 30 de octubre, aproveches para retrasarlo, así despertarás en el nuevo horario.

No es necesario modificar tu reloj del celular ni de la computadora, pues generalmente sus sistemas se actualizan por defecto, a diferencia de los relojes de pared, esos sí debes manipularlos para adaptarlos al horario de invierno.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *