Redacción SOS 27 de octubre de 2021

Los accidentes ocurren así, de pronto, y pueden llevarse vidas que todavía tenían mucho que dar. La noticia que a continuación les contaremos son de esas que uno desearía que no hubiesen sucedido.

Nueve días después de haber sufrido un accidente en el libramiento Paso del Toro- Santa Fe, de la carretera federal, cerca del municipio de Medellín, una perito de Córdoba dejó el plano terrenal.

Se trata de la doctora María Edith Atela Echevarría, médico legista de la delegación regional de los Servicios Periciales de Córdoba

La doctora se encontraba internada desde el 18 de octubre en el hospital número 14 del IMSS, en el puerto de Veracruz.

¿Cómo fue su accidente?

La mañana del 18 de octubre, un grupo de peritos se dirigía a una audiencia al penal de Palma Sola, municipio de Alto Lucero de Gutiérrez Barrios.

De pronto el conductor perdió el control del vehículo y volcaron. El automóvil se adentró en la maleza y quedó volcado. Tres personas fueron atendidas por los paramédicos.

Al final del día se conoció que la psicóloga María Edith, una mujer jubilada, era la que había resultado con más lesiones, por lo que fue la única que se quedó internada en el hospital. Este miércoles falleció.

Despiden a la doctora

A través de las redes sociales, sus personas más cercanas escribieron palabras de despedida a quien consideraban una gran persona.

«Dios le conceda Gloria eterna», La mejor doctora, Dios la bendiga siempre», «mi más sentido pésame», son algunas de las palabras que escribieron en su cuenta de facebook .

«Era impecable como doctora legista en la fiscalía de atención a la familia, siempre su trayectora muy limpia, muy carismática, muy bondadosa con la gente», recordó uno de sus excompañeros de la Fiscalía.

La doctora pertenecía a la Fiscalía, antes a la desaparecida Procuraduría General de Justicia del Estado (PGR) desde los años 90 y laboraba en la agencia especializada en atención a la familia.

También colaboró en diversas ocasiones en la práctica de necropcias. Descanse en paz, la doctora María Edith Atela Echevarría.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *