Redacción SOS 18 de noviembre de 2021

Ahora que Veracruz pasa por su segunda quincena en semáforo verde y Córdoba por su segundo semáforo amarillo y pareciera que las cosas ya se solucionaron, ¡sorpresa! también retornaron las exigencias.

La normalidad trae consigo a algunos maestros gandallas que no entienden que seguimos en crisis económica por la pandemia y a los padres de familia que no dejan de defender a sus pollitos en las escuelas.

Algo así está pasando en la escuela secundaria General 1 «Enrique Herrera Moreno«, que se ubica en el fraccionamiento La Trinidad Chica, a unos pasos de la Fiscalía General de la República (FGR).

Resulta que padres de familia se contactaron con SOS Córdoba para dar a conocer lo que ellos consideran anomalías y falta de criterio tomando en cuenta la situación que actualmente seguimos viviendo.

Les quitan suéteres a los estudiantes

Hasta hace unos días, los chavitos de la General 1 recibían clases virtuales dos días a la semana y otros dos tenían que acudir de forma presencial al plantel, como se está llevando a cabo en casi todas las escuelas.

«De repente de la nada nos mandan una circular el día viernes a las 8 de la noche diciéndonos que el lunes se tenían que presentar. Hasta la circular estaba mal porque el lunes era día festivo», dijo una madre de familia

Madre de familia

El sábado volvieron a mandar la circular pero ya corregida. En el documento se indica que tenían que presentarse a clases ya con los dos uniformes: del diario y de educación física.

Resulta que unos padres no tenían el dinero para comprarlos inmediatamente, y los que sí, acudieron a los dos locales de uniformes pero estos ya se habían agotado.

Y es que las empresas de uniformes no invirtieron en muchos uniformes porque no se sabía si las escuelas regresarían a clases presenciales pues la pandemia todavía no termina.

El martes que regresaron a clases, según las madres y padres de familia, ellas y ellos tuvieron que responder oficios para explicar porqué los niños no llevaban sus uniformes. Como hacía frío, los chavos llevaron suéteres distintos al uniforme.

«El subdirector (Jorge) del turno vespertino salió a decir en altavoz que entregaran a sus papás los suéteres que no correspondían al uniforme, porque se les iba a retirar».

Madre de familia

Los padres critican la insensibilidad de los directivos pues obligaron a los estudiantes a dejar los suéteres y chamarras a pesar de que ya está haciendo frío por la tarde, y todavía no hay abasto de uniformes en las tiendas.

«El prefecto (Antonio) del turno de la tarde es el que se las quita y las resguarda hasta que salen en la noche. Ahorita empiezan a sentirse los fríos y pues no es justo».

Madre de familia

El precio de educación física va de los 750 a los 900 pesos, mientras que el uniforme del diario está en 400 pesos por las dos piezas y el suéter en 459 pesos. Actualmente ambos uniformes están agotados.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *