SOS Noticias 12 de octubre de 2021

Guerrero.- A sus 15 años,   Angélica ha vivido lo peor,   lo que ninguna niña debería vivir, y que hace ver a México como un país donde se necesita poner más empeño en mejorar la vida de las niñas.

La historia que contaremos a continuación es cortesía del diario REFORMA, fue publicado este día y se sitúa en el estado de Guerrero.

La compraron en 120 mil pesos

A los 11 años de edad,   Marisol fue vendida para un matrimonio forzado en el municipio de Cochoapa,  uno de los 81 municipios que conforman al estado de Guerrero.

En esa zona conocida como «región de la Montaña» todavía viven bajo «usos y costumbres«, es decir, la ley que ha prevalecido por años es la que han dejado sus ancestros.

Ahí, Angélica fue comprada a sus papás por 120 mil pesos para casarse con un joven que posteriormente se fue a Estados Unidos.

Por tradición tuvo que irse a vivir a la casa de los papás del muchacho,   donde el suegro la quiso violar en 4 ocasiones, . Finalmente huyó y acudió con su abuela.

La meten a la cárcel

El suegro acudió a la Policía Comunitaria para exigir que le devolvieran lo que había pagado por ella, y con intereses, que hasta ese momento según él, ascendía a 210 mil pesos.

Imagen que publica grupo Reforma.

Como la abuela no pudo pagar, fue encarcelada, después se llevaron a Angélica, que actuamente tiene 15 años, y a sus tres hermanitas. Todas estuvieron tras las rejas.

Además, cuando la mamá acudió a la cárcel a llevarles comida, fue golpeada por los policías comunitarios, lo que ocasionó que sufriera un aborto.

Este domingo, tras la presión ejercida por colectivos   y tras 10 días en la cárcel, Angélica, sus tres hermanitas y su abuela fueron liberadas.  

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *