El padre Óscar Fabricio es un sacerdote distinto a los demás. Usa sotana sí, pero también botas y traje especial para combatir el fuego, es un padre bombero.

Transparente, directo, confiable, así es el Óscar Fabricio, uno de los jóvenes sacerdotes de la Diócesis de Córdoba que decidieron salirse del molde tradicional del padre de Iglesia, pues él además hace labor pastoral como parte del grupo de socorristas. Esta semana, el padre Óscar es el protagonista de una charla con SOS Córdoba en la que nos deja conocer un poco más sobre él.

A continuación te compartimos la primera parte de esta entrevista especial del «Bombero de Dios».