Él no tuvo la culpa. Gracias a que su vehículo portaba una cámara, el conductor de un automóvil pudo demostrar ante los elementos de Tránsito municipal , que él no había tenido la culpa del percance.

Resulta que hace unos días se suscitó el choque en el bulevar Miguel Alemán, muy cerca del mercado Tratados de Córdoba, conocido popularmente como «el mercadito», en la ciudad de Córdoba, Veracruz.

El conductor se disponía a avanzar cuando una camioneta, cuyo conductor iba a exceso de velocidad, lo impacto por un costado. Afortunadamente la cámara grabó el semáforo, el cual marcaba luz verde para él.